Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 6 de febrero de 2011

Descripción de mi yo


Quiero ser tierra productiva,

no un páramo donde crecen espinas,

por eso tiemblo ante el sigilo,

me estremece pensar

que rozo un muro de silencio,

una muralla que no se ve,

pero que siento crecer amenazante.

No hay que buscar entre

simples palabras,

simulaciones o animadversiones,

llamo pan al pan y al vino, vino,

sin esconder tras una sutileza,

un rejón oculto que orada la epidermis,

o hiere un sentimiento.

Soy así, explosiva y porfiada,

posiblemente pícara,

obstinada, insoportable,

amando en libertad,

sin ambigüedades.

Me aposté al tu y yo la vida

y negada a perder,

me a la vida golpeo, no me rindo,

juro que la verdad aniquilará

a las figuraciones.

5 comentarios:

  1. Hermoso poema Miuris...La verdad por delante...Vence a todo....Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  2. Hola Miuris bonito poema con gran sinceridad y valentia, pero creo que en la realidad de la vida impera más la falsedad y la hipocresía.Besitos amiga.

    ResponderEliminar
  3. Un gusto visitarte Miuris, en esta radiografía tan valiosa.
    Reconocerse es amarse.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. una verdad una emocion un sentimiento una sola verdad... lindo poema amiga

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  5. Un blog interesante, muy bien cuidado y lleno de poesía. Seguiré su rastro.
    Besos

    ResponderEliminar