Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 5 de enero de 2011

HUMM...MI ROSCÓN!!


Los romanos como muchas otras veces, son los que nos han heredado costumbres arraigadas hoy que forman parte de las raíces de nuestros pueblos.

Al roscón de Reyes por ejemplo, no hay que buscarle el origen en la historia de los Magos de Oriente, porque es una reminiscencia de las Saturnales, unas fiestas celebradas por los romanos en honor del Dios Saturno, al inicio del solsticio de invierno y para festejar, se consumían unas tortas redondas hechas con higos, miel y dátiles.

En el siglo III, fue que se inició la costumbre de esconder dentro de la masa de la rosca un grano de haba seco y quien lo encontrara, era designado rey de reyes durante un período casi siempre muy corto establecido previamente.

La costumbre llega a nuestra época con la debida evolución que el tiempo siempre ocasiona.

El roscón de Reyes hoy en día es una costumbre en todos los pueblos de España y desde principios de enero, podemos encontrarlo en los lugares de expendio, las frutas confitas que le adornan, simbolizan las joyas de la corona y dentro de cada roscón, se esconde un objeto deseado por todos los que alrededor de una mesa comparten el delicioso roscón, aromatizado con agua de azahar, lo que le da un toque característico.

Pero esta costumbre no es exclusiva de España, también en Portugal, México y Argentina, se consume un sucedáneo del postre, cada país, da un nombre especial a su tradición.

Lo cierto es que la costumbre en estos y otros países de América, de degustar el roscón, rosca, rosco o como quieran llamarle, es netamente una costumbre legada por España desde los primeros tiempos del descubrimiento.

El día de Reyes es casi mágico, sobre todo para los niños, pero también lo es para los adultos que contagiados por la alegría de los peques, se dejan llevar por la algarabía de los regalo, de los roscones y caravanas.

Casi seguro este día de Reyes, los hogares españoles tendrán sobre su mesa un humeante chocolate acompañando una porción generosa del delicioso roscón.

Buen provecho y feliz día de Reyes, España, Europa, América, todo el universo que conmemora estas fiestas Cristianas.

2 comentarios:

  1. Muy rico, y además es mágico, no engorda nada de nada.

    Besos y felices reyes

    ResponderEliminar
  2. Felices reyes para ti querida Pilar.

    Estás segura de que no engordA??????

    Abrazos

    ResponderEliminar