Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

lunes, 18 de octubre de 2010

Es noche y llueve!


Noche,

llueve y tu no estás,

el cielo está sombrío

y atronadores relámpagos

por instantes lo iluminan.

La noche

solo tiene sentido cuando estás conmigo.

La lluvia me hace soñar,

cierro los ojos para tejer quimeras

con el olor a tierra mojada.

Historias áridas,

mil fantasmas me acosan,

tengo miedo!

6 comentarios:

  1. Una instancia abrumadora, suelen ser, las tormentas. Normalmente puede sentirse esa ausencia entre el barullo de los truenos y esas luces que hacen las presencias fantasmagóricas.
    Y si uno no tiene cerca a su amor, más se sienten.

    Un gusto leerte, querida Miuris y un deseo !Qué pase rápido esa tormenta!

    ResponderEliminar
  2. ESAS ANGUSTIAS QUE SE PRESENTAN SOBRE TODO EN LOS MOMENTOS DE SOLEDAD,COMO LO MARCAN A UNO!!,ES CIERTO..!!SIN EMBARGO NO HAY QUE DEJAR DE SOÑAR!!,QUIMERAS O NO.ES UNA DE LAS MEJORES COSAS QUE TENEMOS,ESA POSIBILIDAD DE SOÑAR!! E INDUCIR AL SUEÑO LO QUE QUEREMOS!!
    MIURIS..TE DEJO UN BESO ILUMINADO Y UN ABRZO APRETADITO..
    GRACIAS POR DEJAR TU HUELLA EN MI CASA,SIEMPRE BIENVENIDA!

    ResponderEliminar
  3. Soledad en noche de lluvia, desierto en mi cama.

    ResponderEliminar
  4. Si Mariela, las tromentas tropicales son así, lo bueno que tienen es que en un instante suelen acabar, realmente la lluvia invita siempre a la nostalgia y si es en la noche, más aún y si estás sola, pues imagínate, todo se ve negro.

    Un abrazo amoga y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón Bárbara, jamás hay que dejar de soñar, creo que nací soñando y fui creciendo edificando fantasías.
    Gracias amiga por esa cordial acogida, pues lo mismo te ofrezco esta puerta siempre abierta y esta cosecha en la que eres importante con tus aportes.

    Un abrazote y mi gratitud.

    ResponderEliminar
  6. Hola Pilar, en pocas palbras has dicho una verdad enorme y efectivamente ese desierto es mas árido cuando llueve, parece una cpontradicción, pero es así.

    Bienvenida a Mis Vendimias.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar