Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 19 de septiembre de 2010

Una mirada al cielo por Uruguayita

Volvamos la mirada hacia Dios para que traiga la curación del cuerpo, de la mente y del alma.

Elevemos una plegaria a corazón abierto y en comunión con el Altísimo, pidamos por la recuperación de una mujer que lucha por su vida entre las garras de una cruel enfermedad.

Ofrendemos al Creador una oración, una luz, una súplica, para que El en su misericordia, se apiade de Uruguayita, la mujer que se desgarra padeciendo los dolores producidos por el cáncer que mina día a día su vida.

3 comentarios:

  1. !Què Dios le dè la fortaleza necesaria a Uruguayita para afrontar su enfermedad! La Fe todo lo puede, me uno en oraciòn desde mendoza Miuris.

    Un abrazote grande

    ResponderEliminar
  2. Ella es muy fuerte,además seguro que le llegará esa fuerza que necesitamos en estos momentos difíciles,contar con mi oración...

    ResponderEliminar
  3. Si todos unimos nuestras voces y pedimos con fe, puede producirse el milagro.

    No importa de donde sea, ni quien es, lo importante es que un ser humano necesita de nosotras y estamos diciendo presente, ante ese llamado de la conciencia.

    Mariela, Carmen, gracias por la solidaridad.

    ResponderEliminar