Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 27 de agosto de 2010

Te me vas!!


Te vas,

te me vas,

ni mañana, ni después,

Ahora!

Te vas en este instante,

así como se va una nube,

cuando la azota el viento.

Y ya no vuelvas nunca!

Que yo jamás escuche

ni tu voz, ni tu llanto cobarde.

Márchate ya,

quien dijo alguna vez que hacías falta aquí,

de donde diablos sacas que me importas.

Te vas,

Verte es lo mismo

que mirar la nada,

ni odio, ni rencor,

no eres nada,

no dices nada a este corazón.

Resentimiento?

De ti?

No lo pienses, no existes,

no eres ni un adiós.

Enano!!


2 comentarios:

  1. Fuerte firme decidida.... gritas en tus letras a ese enano que ya debe estar tan lejos que ni de su sombra queda...

    saludos
    abrazos
    linda semana

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches poeta, todavía me río a solas, de esa travesura de mi mente, pero el enano de que se va, se fue, pobrecito!

    Muchas gracias por su visita a Mis Vendimias

    ResponderEliminar