Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 29 de agosto de 2010

Si, mañana...


Hay momentos,

esos que quisieras retener,

instantes efímeros que se eternizan.

Minutos, instantes, horas…

Como el ayer o el mañana,

igual que el hoy,

como esta noche que evoco tu presencia,

en este instante que tanto necesito de ti.

Esperaré al mañana,

cuando la luz del sol

aleje los fantasmas que me abaten.

Me esconderé esta noche bajo el

inmenso manto de la sombra

Y mañana, guardaré la esperanza

que atesoro esta noche.

Mañana,

si, mañana…

8 comentarios:

  1. Precioso poema Miuris, ese eco nostalgioso que lo envuelve y lo potencia es realmente conmovedor.
    Te envìo un abrazo querida Miuris que haga que llegue ese mañana pronto, muy pronto.

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay un mañana para todos...para todo el que esté vivo claro...lindo poema Miuris...un placer amiga

    ResponderEliminar
  3. ¡Lindo poema! Me gusta su optimismo. Pues por aquí ha hecho mucho calor con calima, hoy por fin parece que se va relajando uf!, un abrazo Miuris ;)

    ResponderEliminar
  4. Siempre es bueno esperar el mañana que nos habla de comienzo de un todo nuevo porque el mañana deja atras las sombras que nos preocupan hoy, hermoso Miuris, cariños, amiga.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Mariela, siempre tan consecuente con mis divagaciones.

    Mi gratitud por tu paso por Mis Vendimias, que sabes que son también tuyas.

    Un abrazo fuerte desde Dominicana hasta Mendoza.

    ResponderEliminar
  6. Ojalá que ese mañana que a todos nos espera, pudiera ser el que anhelamos, lamentablemente no siempre lo es, sin embargo, siempre hay que confiar en Dios y nunca perder la esperanza.

    Mi querida Carmen, te mando un abrazote

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Isota, precisamente me encanta tu blog por el optimismo y la fuerza que encuentro en él.
    Bueno, en cuanto al clima en Dominicana estamos huracanados, viento y lluvia, pero el calor aunque ha amainado algo, continúa.

    Abrazos hasta tu hermoso mar.

    ResponderEliminar
  8. Hola Robi, que bueno saber de ti, es verdad lo que dices, debemos aguardar el mañana, con una sonrisa para alejar las sombras.

    UN AFECTUOSO SALUDO PARA TI.

    ResponderEliminar