Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 21 de julio de 2010

Esa soy yooo!!

El mundo de la astronomía, festeja enardecido el encuentro de una estrella 300 veces más grande que el sol.

Maravillosa, radiante, espectacular, prefiero obviar las investigaciones y estudios a su alrededor y centrarme en la poesía que prefiero ver en semejante astro.

Un equipo integrado por astrónomos expertos, han realizado el insólito hallazgo, la monstruosa estrella, fue encontrada en un cúmulo de dos descubiertos por los científicos.

No solo es la de mayor peso y volumen, sino la más luminosa, diez millones de veces más luminosa que el sol.

Por supuesto que para los científicos, una estrella tiene un significado opuesto al que tiene para los poetas, unos y otros otean el universo, de muy distinta manera, unos lo hacen para estudiar la estrella como fenómeno astral, los poetas, buscan en el espacio celeste, la inspiración que les brindan los astros.

Respetando el enorme trabajo de estos científicos dedicados a investigar la bóveda celeste para bien de la humanidad, nos inclinamos ante ellos, tomando en cuenta su dedicación y su tesón, para quienes la super estrella, ha sido un desafío, aumentando su incansable labor de observación, para tratar de comprender detalles sobre su complicada formación.

Nacerían así de grandes o pequeños cúmulos de estrellas se fusionaron para formarlas? Son parte de las incógnitas que los científicos tienen ante si.

Mirándola poéticamente, pero manteniéndonos alejados y sin que nos roce su fulgor para evitar morir calcinados por una estrella, asombroso destino, para cualquier mortal,

Me apropio de su luz, mas no de su letal calor, para pasearme en el espacio vestida de estrella, alumbrando corazones.

Se atreve alguien a subir conmigo a la cima del cielo para contar las estrellas?

4 comentarios:

  1. Yo te acompaño, querida Miuris, en ese vuelo imaginario hacia las estrellas misteriosas e inspiradoras. Como la luna, fuente de tantas bohemias y desbordes de creatividad.
    Ver su magnificencia, aunque tan lejana nos hablas de tantas cosas, a los poetas.
    Tù lo pruebas en esta entrada.

    Me traigo un poquito de luz del viaje astral y te digo Buenas Noches y Hasta Mañana. Querida amiga!

    ResponderEliminar
  2. Una estrella es magia en un poema... lleva luz en su brillantes... acompaña tus dias tristes... te eleva al cielo y te hace viajar infinito a un mundo tan sublime sin igual...

    Abrazos
    saludos

    linda semana
    Iremos...

    ResponderEliminar
  3. Yo si me atrevo a subir y contar las estrellas..trabajo costoso,pero mientras tanto entretenido y algun brillo se me acercara...bello escrito un abrazo cielo.

    ResponderEliminar
  4. Yo princesa, cuente con este mortal que la admira para lo que usted mande y ordene.
    Yo iría con usted al fin del mundo, mucho mas al cielo a escoger la estrella mas brillante y ponerla a sus pies.
    Usted es una hada madrina que reivindica las letras y pone a casa palabra una magia que atrae.

    ResponderEliminar